Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

X

ArcelorMittal

RETO 1

Una de mayores barreras para la extensión de la impresión 3D en la fabricación de piezas de repuesto, es que dichos objetos raramente están disponibles en forma digital. Así mismo, en la mayoría de los casos, no se quiere replicar el diseño de la pieza origial, pensado para un método de fabricación tradicional, si no adaptarlo para aprovechar todas las ventajas de 3D. Esto implica, que los modelos de estas piezas deben realizarse a través de ingenieria inversa usando un software de diseño CAD, tomando medidas directas del componente, tarea que requiere tiempo, además de mano de obra cualificada.

Otra alternativa para obtener los datos dimensionales que permitan generar el modelo CAD es a través de escaneo 3D. Sin embargo este proceso supone grandes desafios. Al escánear un objeto, el resultado es una nube de puntos que hay que tratar con distintos softwares para obtener un archivo manejable por un programa CAD. Cuando se pretende realizar un rediseño de la pieza, no es suficiente obtener un formato .stl, si no que se precisa de archivos que tengan la mayor cartidad de información posieble, sobre el que se pueda medir, y hacer las operaciones típicas de un software de diseño (extrusión, corte…).

El post-procesamiento de los datos captados por el escáner, hasta conseguir un archivo sobre el que se pueda trabajar en un programa de diseño es arduo y complejo, y necesita de personal altamente cualificado.

RETO 2

En la actualidad se está hablando cada vez más de la impronta que van a tener los drones y los últimos robots (móviles y colaborativos) en la industria moderna. Bien es cierto que a pesar de la holgada fama que están adquiriendo este tipo de plataformas, es raro ver en la industria actual este tipo de sistemas totalmente integrados con los sistemas de fabricación y automatización ya existentes. El único ejemplo que se puede encontrar es el control manual de este tipo de plataformas para el desempeño de labores muy específicas.

Para poder trabajar dentro de estos entornos, estos nuevos equipos deben de ser capaces de conocer qué hay alrededor a parte de hacer sus tareas (parte más o menos sencilla de resolver). Todo lo que implique condiciones cambiantes alrededor de los equipos supone un reto que desde el punto de vista de la seguridad y robustez del sistema debe ser resuelto.