Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

X

EDP

Reto 1

Los operadores de distribución eléctrica están desplegando en España medidores inteligentes que permiten leer el consumo horario. Además, los clientes de la tarifa PVPC pueden beneficiarse de los precios horarios de la electricidad. Pero no todos los clientes tienen habilidades para manejar la gran cantidad de información que le darán los avances tecnológicos y regulatorios.

Surgen oportunidades para convertir este volumen de datos en información que se puede trasmitir al cliente en un lenguaje natural como el utilizado por él en cada tramitación. Para ello, debe desarrollarse la tecnología del lenguaje natural. EDP ​​ya desarrolló un proyecto llamado Elenna (electricidad en lenguaje natural) utilizando estas tecnologías pero sus resultados no terminaron en un producto comercial. EDP ​​también participa como observador en el proyecto europeo Natconsumers para la promoción de las tecnologías del lenguaje natural.

Reto 2

El lanzamiento de nuevos servicios para clientes B2C requiere la realización de pruebas en modo piloto que permitan testar con clientes reales el funcionamiento y la aceptación del producto en cuestión. Lanzar un servicio resulta costoso por la necesidad de adaptar todos los procesos y sistemas del negocio, desde la contratación hasta el cobro, pasando por la facturación, la atención al cliente, etc., por ello la correcta realización de pruebas piloto es imprescindible para asegurar que el servicio se lanza en condiciones de ser ofrecido al mercado.

Las empresas como EDP que cuentan con gran cantidad de clientes y un volumen masivo de operaciones funcionan con procesos muy estandarizados y la realización de pruebas de nuevos servicios en su entorno productivo puede generar distorsiones en las operaciones habituales del negocio. Además, frecuentemente se produce un efecto de distracción de recursos operacionales hacia la gestión de los nuevos productos y servicios, ya que ésta suele venir acompañada de los típicos problemas asociados a los nuevos lanzamientos.

El objetivo del desafío es poder crear un entorno de gestión de pilotos en entornos beta, que permita a EDP desarrollar pilotos con clientes de forma controlada, evitando los testes interfieran en la operativa habitual del negocio. De esta forma, una vez realizado el piloto y testado el nuevo servicio, la organización ya estaría en condiciones de adaptar a los procesos de negocio habituales de una forma estandarizada con las modificaciones al diseño inicial que se estimen pertinentes a la luz de las conclusiones del piloto.

Quien pretenda realizar este desafío debe diseñar el entorno de trabajo, definir los recursos técnicos y humanos, y proponer las herramientas y especialmente los sistemas de información que permitirán ejecutar los trabajos. La solución diseñada debería incluir toda la operación de un piloto con clientes beta desde el momento en que el producto es diseñado hasta la decisión final de incorporación en el portfolio de servicios. Lo sistemas de información juegan un papel principal lógicamente en la consecución del desafío